Reflexiones, comentarios y apuntes en un mundo disparatado aunque interesante

24.11.05

Zaplana, lecciones tuyas ni una

Hoy reproducía la cadena SER una conversación entre Eduardo Zapalana (en adelante "E") y Salvador Palop (en adelante "S"). Esta conversación fue grabada por orden judicial en el contexto de una investigación policial por un caso de narcotráfico que después derivó en el llamado Caso Naseiro. No os la podéis perder:

MUJER.- Sí, dígame.
S.- Oye, ¿está Eduardo?
M.- Sí. ¿De parte de quién?
S.- Boro.
M.- ¡Ah, espera un segundín!
(Se pone Eduardo.)
E.- Sí.
S.- ¿Qué hacemos el domingo en el despacho?
E.- De entrada te diré que eres un maricón, un hijo puta, un cabrón y de todo.
S.- ¿Por qué?
E.- ¿Eh? Mira: Se está muriendo el padre Juan Francisco, tú lo sabes y no me lo dices. Te vas a Madrid a la presentación de la revista de Fontán. No me llamas para que vaya contigo ( ) Pues macho, me voy el martes. Te pensaba dejar fuera, pero me da pena. Me voy a hacer financiero. Me voy el martes a Sevilla.
S.- ¿A qué?
E.- Voy a ver si hago unas cosas con la Expo.
S.- ¿De qué?
E.- Está ahí Ruidera de jefe.
S.- ¿Pero qué vas a hacer?
E.- ¿Eh?
S.- ¿De qué vas a comprar?
E.- Voy a ver, ahora que han echado a Juan Guerra, a ver si
S.- A ver si
E. - A ver si lo sustituyo.
S. - Pero bueno, ¿pero vas a comprar o vender?
E.- ¿Eh?
S.- ¿Qué vas a vender?
E.- Voy a que Ruidera me explique lo que tengo que hacer. Voy a ponerme a sus órdenes.
S.- Pero explícale... A mí también, ¿eh?
E.- ¿Eh?
S.- Explícale lo mío aquí.
E.- ¿Quieres que te meta en el ajo, eh?
S.- Claro.
E.- Vamos a vender y a comprar, y a hacer de intermediarios.
S.- Claro.
E.- Para ellos.
S.- Claro.
E.- ¿Sabes? Me voy el martes con él, a Sevilla, y el miércoles estoy en Madrid.
S.- ¡Ah, muy bien!
E.- ¿Eh? No paro de viajar.
S.- Yo seguramente estaré el jueves.
E.- ¿El jueves en Madrid? Pero entonces, ¿cómo te van los negocios? Me han dicho que ahora eres empresario inmobiliario también. ¿0 te dedicas a la construcción?
S.- Sí. Oye, ¿tú tienes ahí alguna S.L. (sociedad limitada) que sobre?
E.- Alguna S.L. que me sobre... Puedo tener una, si.
S.- Pues consigue una S.L.
E.- ¿Sí?
S. - sí.
E.- Pero, ¿por qué no quieres tú constituir una?
S.- No. Por una sencilla razón: porque quiero tener una S. L.
E. - Sí.
S.- Constituida en Alicante...
E.- Sí.
S.- Y que pueda poner... Porque yo ya tengo. Mira las acciones de Torneo (sociedad de gestión).
E.- Sí.
S.- Tengo una de Invalesa.
E.- Sí.
S.- Y tengo la del grupo Futuro Financiero.
E.- Sí.
S.- Y quiero hacer o comprar una sociedad más.
E.- Sí.
S.- ¿Eh? Todas ésas son pequeñitas, de tres o de cuatro. Pero eso se van a hacer muy grandes...
E.- Tú recuerdas que tienes una en Valencia de hace mil años que se llama Publimar, ¿no?
S.- Sí, pero ya no sé ni dónde está.
E.- Que no la hemos liquidado ni nada. ¿Eh?
S.- Claro. Podíamos mover la de Publimar.
E.- Y cualquier día vendrá Hacienda y nos pegará un paquete.
S. - sí.
E.- Por no declarar. Aunque sea negativo. ¿Eh? Yo tengo un par de sociedades aquí que te pueden servir ( ... ) Yo a lo mejor tengo una agencia en Silla, aparte de en Ondara, y te meto a ti también.
S. - ¿El qué?
E.- ¿Eh? Porque Javier Sánchez Lázaro, el tío éste que está aquí en Benidorm.
S. - sí.
E.- A lo mejor se queda con el solar y hacemos ahí una cosilla, ¿eh? Tú haces de intermediario de la venta, que yo no puedo, y tú pides la comisión a Javier Sánchez Lázaro. ¿Eh? Y luego nos la repartimos bajo mano.
S.- Pero, ¿para venderlo a ... ?
E.- ¿Eh?
S.- Para vender...
E.- Para vendérselo o permutárselo. Da igual porque además le da igual permutar que vender a este tío amigo mío.
S. - Pero si ha cerrado el trato conmigo ya.
E.- Hijo puta. Si comió conmigo el miércoles en Madrid y quedó en hablar con éste.
S.- ¿El miércoles?
E.- El miércoles comimos juntos en Madrid.
S.- ¿Este miércoles?
E.- Sí, este miércoles pasado. ¿No te lo ha dicho?
S.- El martes estuvo conmigo.
E.- Espérate, espérate. Que yo te diga qué día fue. El miércoles
S.- ¿El martes te dijo que había estado conmigo?
E.- Sí, sí, que había estado contigo.
S.- En Valencia
E.- Sí, sí. Que había ido. Y el miércoles
S.- Y el miércoles. ¿Ya me vende?
E.- ¿Eh? Y el miércoles te había vendido ya.
S.- Qué cabrón.
E.- No te puedes fiar.
S.- Lo pagaron a mano.
E.- ¿Eh?
S. - Lo pagaron a mano.
E.- El miércoles comió en Madrid, conmigo. Comimos con Álvarez Cascos.
S. - ¡Que tío, macho
E.- Bueno, oye, si no sales diputado y soy presi dente por Valencia te haré diputado por Alicante.
S.- Hombre, eso sí.
E.- ¿Eh?
S.- Eso sí, que tendré que irme por el término de Ondara. Como ahora voy a edificar
E.- Como ahora eres empresario de Ondara, pues sales por La Marina Alta.
S.- ¡Joder!
E.- ¿Eh?
S.- ¡Que tío!
E.- Y nada.
S.- El Bosch, me había vendido. Al día siguiente.
E.- Al día siguiente.
S.- Es que no ha dejado pasar ni veinticuatro horas, ¿eh?
E.- Nada, no habías llegado porque fue al medio día... Fue a las dos de la tarde.
S.- Joder, qué tío. Ahora le voy a decir... Entonces... ¿Ha dicho que el Sánchez va a hacerlo o va a ver el solar?
E.- Sí. Si le interesa, ¿eh?, en vez de hacer la negociación el Bosch, la haces tú.
S.- Hombre claro, porque no tiene ni puta idea.
E.- Tú como si lo tuvieras ya eso adjudicado, ¿no?
S. - sí. 1
E.- Y entonces le dices, bueno yo una comisioncita. Le pides dos millones de pelas o tres de lo que quieras...
S.- Bueno, le pido más...
E.- ¿Eh? Lo que te dé y me das la mitad bajo mano.
S.- Pues si tenemos que repartir, joder...
E.- Y yo le digo: págale el contrato a este chico que...
S.- Si tenemos que repartir, macho... Tenemos que pedirle un poco más.
E.- Claro, un poquito más. Yo es que no sé ni lo que vale el solar ni nada.
S. - Yo se lo explicaré.
E.- ¿Eh? Ya se lo explicarás tú y le sacas la pasta. Y te contaré, mantén en secreto lo de Sevilla, ¿eh? El miércoles me llamas y te cuento lo de Sevilla.
S.- Bueno, claro que sí.
E.- Me voy a que me lo expliques. A ver cómo puedo... Voy con un planteamiento fácil. Me sentaré a comer con él y le diré a ver cómo puedo rascar yo aquí.
S.- Claro.
E.- Así, pura y simplemente. ¿Eh? Que me dé diversas opciones y me quedo con la más fácil. Pero me tengo que hacer rico porque estoy arruinado, Boro.
S.- ¿Sí, cómo ha sido eso? Estás trabajando como un cabrón.
E.- Estoy trabajando mucho, pero estoy arruinado. S.¿Y eso?
E.- Me lo gasto todo en política. No ves que no tengo sueldo como tú. Que cobras de lo que trabajamos todos los españoles.
S.- Claro.
E.- Pues eso es lo que pasa. ¡Ay ... !, tengo que ganar mucho dinero, me hace falta mucho dinero para vivir. Ahora me tengo que comprar un coche. ¿Te gusta el Vectra 16 válvulas?
E.- Claro... ¿Y la novia cómo la llevas?
S.- No llevo.
E.- ¿Eh?
S.- No llevo.
E.- ¿Ya definitivamente?
S.- Sí, hace tiempo.
E.- ¿Pero no has vuelto? Como en la boda hiciste un amago...
S.- No... Pero sí dormí en su casa.
E.- ¿Eh? Te lo sigues haciendo pero no...
S.- Pero no...
E.- Sin las formalidades de antes.
S.- Claro.
E.- ¡Ah, eso es más inteligente!
S.- Yo no la entiendo, vamos...
E.- Eso es bastante más inteligente.
S.- No, yo no la entiendo. Éste es el tipo de cosas que no entiendo.
E.- Pero si tú sigues igual, ¿que más te da, o no sois novios?
S.- Cuando me voy a Madrid, duermo en su casa... E. Claro.
S.- Y me desahoga, y el desahoguico y ¡hala!
E.- Mejor...
S.- Con lo cual yo que tengo que ir bastante a Madrid... Con lo cual entre semana decir, hoy no vengo aquí. Yo no entiendo, no lo entiendo. 0 sea, que además, no busca, no va con nadie ni nada.
E.- Ése es buen chollo.
S.- No va con nadie más.
E.- No lo pierdas.
S.- No va con nadie más.
E.- Igual eso... Es que las modas van cambiando y nosotros no nos adaptamos.
S.- ¡Joder!
E.- No, tú... Tú ahí no te sueltes. ¿Eh? Eso es una buena. No andes derrochando.
S.- Es que yo ahorro un huevo cada vez que voy a Madrid.
E.- Claro. Te metes en su casa.
S.- No me voy ni de putas, ni me pago el hotel, ¿eh?
E.- Bueno, Boro.
S.- De acuerdo.
E.- Oye, voy a seguir currando un ratito.
S.- De acuerdo. Y búscame la S.L. como sea