Reflexiones, comentarios y apuntes en un mundo disparatado aunque interesante

15.11.05

El PP defiende por fin la Constitución

La verdad es que está siendo lamentable la actitud del PP y su caverna mediática durante el último año y medio de gobierno socialista, sin duda la peor derecha de las que hemos conocido durante la democracia, aunque no parece extraño, sobretodo si los asesores de Rajoy son Acebes, Zaplana, Federico Jiménez Losantos, Pedro J. Ramírez o Rouco Varela. En este sentido, hace unos días publiqué en la revista "La Chapa" que editan los compañeros de la Joventut Socialista del Vallés Occidental, un artículo en el que intentaba explicar que toda la polémica generada por el Partido Popular en torno al Estatut de Autonomía de Cataluña tenía una lectura positiva, la de que por fin, tras tantos años de democracia, algunos dirigentes del PP se han decidido a defender la Constitución, como muchos sabéis por desgracia no siempre ha sido así. En todo caso, y sarcasmos a parte, parece mentira cómo un partido que dice defender la unidad de España pueda dividirla tanto y generar tanta crispación en su sociedad. A continuación podéis leer el artículo del que os hablaba:

El PP y el 6 de diciembre

Hemos vivido, y lo que nos queda, unas semanas de una intensidad política poco habitual. La aprobación el pasado 30 de septiembre de la propuesta de nuevo Estatuto de Autonomía para Cataluña ha significado el cebador en el resto de España de un alubión de críticas de todo tipo, por qué no decirlo, algunas de ellas muy ofensivas por parte de quien ya nos tiene acostumbrado a ellas. Sabemos a ciencia cierta que algunos tienen como principal modus operandi sembrar el miedo y buscar culpables, pues bien, en este caso se ha cumplido de forma escrupulosa esa estrategia, afirmando que la propuesta de Estatuto es el principio del fin de la unidad de España y que los culpables de dicha situación son Maragall y Zapatero.

Creo que lo que sí que puede poner en serio riesgo la cordialidad política entre los pueblos de España sería precisamente no aceptar discutir una propuesta que ha sido aprobada por el 90% de los diputados de una cámara autonómica. Que el proyecto puede ser discutible en alguno de sus puntos es obvio, que la única manera de afrontar el debate es cediendo por ambas partes y llegando a acuerdos también. Pero parece que algunos no lo ven así, y el PP no quiere ni admitir a trámite parlamentario el texto, diciendo que pone en riesgo la Constitución y que es un texto que no merece el respeto de las Cortes Generales. En paralelo parece haber decidido convocar una de sus ya míticas manifestaciones para el próximo día 6 de diciembre, día de la Constitución, en defensa de ésta. Es curioso, pero tengo la firme convicción de que quiénes no aceptan este Estatuto, tampoco estaban de acuerdo con el del año 79, y que quiénes quieren ahora erigirse como defensores del texto constitucional no lo votaron favorablemente en el 78. Sin estar de acuerdo con la estrategia empleada por los populares, saquemos las conclusiones positivas del asunto, y demos todos los progresistas la bienvenida al PP a la Constitución, les ha costado unos años llegar, demasiados, y en ocasiones parece que aún no han entendido su espíritu, esta es una de ellas.